Del Polo Norte a Ushuaia Buenos Aires - Nueva York 2007
DESAFIO VITO DUMAS
NOVEDADES
DEL POLO NORTE A USHUAIA
EL VIAJE
EL BARCO
PRENSA
HOME
Envia esta página a un amigo
Del Polo Norte a Usuhaia
COMIENZA la AVENTURA ( Una casualidad )





El 10 de febrero de 1991, Gerónimo Saint Martín abordo LA INDIA, su velero de 6.13 m. de eslora, para comenzar un viaje en solitario. El proyecto era zarpar de La Plata, Argentina, para recalar en Florianopolis, Brasil, y regresar. Era el viaje de despedida de LA INDIA. Al regreso seria vendida
para armar un barco mas grande, que en razon de su tamaño, seria supuestamente mas apto para largas travesias, no como su diminuto H20. Tiempo estimado de la aventura, aproximadamente dos meses. Una pequeña variacion de los planes originales se produjo. El regreso fue en septiembre del 2000.
Los diez años de travesias en solitario, representaron, navegar y vivir todo ese tiempo en un velero de 20 pies, navegar rutas y arribar a latitudes nunca antes alcanzados por tan pequeña embarcacion, ( 80° 24´N. 12° 42´E )







Más Información
PRIMEROS PASOS






"En una hermosa, radiante tarde de Febrero de 1986, rodeada de sauces y en presencia de unos pocos amigos, "La India", recién bautizada, se abrazaba por primera vez a su elemento. Sin saberlo, ese primer contacto, se prolongaría por muchos años y mas millas, hasta recorrer el Océano Atlántico casi de polo a polo.
Gerónimo Saint MartÍn le había comprado a Jorge Heguilor, seis meses antes, un kit de H20, con la idea de hacer algunas navegaciones por el Río de la Plata, mientras definía como debía ser su futuro barco para largas travesías.







BRASIL. Sin tiempo ni destino





Sin tiempo ni itinerario predeterminado, el paso por Brasil me insumio un año y medio. La mayor parte de ese tiempo
lo pase en el nordeste brasileño. La bondad de su gente, la posibilidades de
descubrir escondidos paraisos tropicales y la vida en comunion con la naturaleza, fue el rasgo dominante de esta inolvidable etapa del viaje.
En cuanto a la navegacion, todo transcurrio sin inconvenientes. Cabe resaltar que corrobore , que efectivamente, navegar desde Rio de Janeiro con
rumbo Norte en el mes de Enero, es bastante duro. El nordeste constante nos hizo ceñir 16 dias sin interrupcion para completar las 750 Mn. que
separan la capital Carioca de Salvador ( Bahia )






UNA de PELICULA






A una semana de haber zarpado de Natal rumbo a Guyana Francesa, la pesca se dio buena. Dos atunes de buen tamaño me aseguraron comida para un par de dias o mas. Decidi seguir intentando para salar y
conservar pescado. Los buenos momentos hay que aprovecharlos. Al poco tiempo de tirar la linea, el reel me aviso que alguien mas queria subir a bordo. Pero esta vez no resulto tan facil. La presa ofrecia una resistencia inusitada...







Más Información
SEIS MESES de GUYANA FRANCESA





La escala en Guyana Francesa fue muy instructiva. Debe haber
pocos lugares en el mundo en los cuales convivan indios amazonicos en su estado mas primitivo, negros descendientes de esclavos africanos, inmigrantes del sudeste asiatico, trabajadores clandestinos brasileños, franceses metropolitanos, chinos y otros. Todos conviviendo asepticamente
separados.






Más Información
LLEGADA al CARIBE





Finalmente llegamos a la " Meca " de la mayoria de los veleristas, el Caribe.
A pesar de haber roto el enrrollador, con buena corriente a favor, La India recorrio las 600 millas que separan la isla del Diablo de Tobago en 4 dias. Asi comenzo un periodo de dos años y medio en el cual alterne el buceo en idilicas aguas turquezas, recorrer casi la totalidad de las islas de Barlovento y mucho trabajo para llenar la " caja de abordo ", que permitio continuar mi vagabundeo por los mares.






SOBREVIVENCIA





Hacia ya dos años que vivia navegando y en contacto con gente que lo hacia tambien. Los relatos de historias acerca de como era el mundo nautico, por lo menos en lo que a los tropicos se refiere, no correspondia con la idea con la que habia partido. La globalizacion se habia instalado muy rapido. Esto hizo que el Caribe, solo me interesara como escala para generar dinero y decidir hacia donde apuntaria la proa de La India una vez logrado ese objetivo.
Las trabajos que alli realice fueron varios, reparacion de barcos, encargado de una marina, medico y skipper en compañias de charter.






CARIBE, algo mas.





Tanto con La India como durante mi trabajo de skipper, pude disfrutar del archipielago. Muy tapado por el Caribe turistico-fashion, se puede encontrar en este archipielago su costado
historico y natural. Como lo cuenta German Arciniegas, el Caribe fue el nudo de la relacion
de America con Europa durante 400 años. Y quien lo visita, sobretodo navegando tendra acceso a compartir el mismo ambiente y respirar el mismo aire que Cristobal Colon, Pizarro, Cortez, Gamboa. De piratas y corsarios como Barbanegra, Walter Raleigh, Nelson ...,






Más Información
LA INDIA, en SOLITARIO





¿ Que fue lo que hice para que me abandone ? Si, La India partio a la deriva por el lapso de dos semanas. Hacia poco tiempo que trabajaba en el hospital de Le Carbet, Martinica, cuando al
regresar un dia a la playa, mi barco, el unico velero que fondeaba en la abierta bahia, habia desaparecido.
Las sensaciones fueron muchas, pero una se imponia, la de haber perdido, no un bien material, sino un proyecto de vida. Esa vez entendi lo que habia leido y escuchado reiteradas veces, referente a lo que siente un marino ante la perdida de su barco.






Más Información
IMPENSABLE, RUMBO a los HIELOS del ARTICO.





Caribe, Fort Lauderdale, Nueva York, Terranova, Islandia, Spitsbergen y finalmente el Casquete Polar Artico.
Ya habia podido comprobar que los tropicos se convirtieron, casi en su totalidad, en centros de turismo masivo. Por no ser estos tipos de lugares los que atraian mi interes, llegue a la conclusion de que solo me quedaba poner proa hacia las altas latitudes, menos frecuentadas y distorsionadas que estas, en las que acababa de pasar cuatro años. La opcion se impuso por si sola, como venia del Sur, solo me quedaba el rumbo Norte. La ruta elegida fue entonses la que nos llevaria mas alla de Circulo Polar Artico, hasta los 80° 42´ Norte. Ver foto.






Más Información
RUMBO, SIEMPRE NORTE.





Ademas de estar La India y su capitan decididos y preparados para intentar la convivencia con los
hielos, todavia no disponian de equipamiento para regiones de frio intenso.
Desde Saint Martin, la isla desde la cual me despedi del Caribe, planifique tres piernas de 1000 millas cada una. Fort Lauderdale fue la proxima parada. Un fuera de borda de 5Hp hizo que La India
perdiera la virginidad de velero puro. Un tanque de agua, flexible. Una bomba de agua fija en la
diminuta mesada. Un bote inflable y alimentos ( Foto ), justificaron esa escala. Para el abrigo, se
imponia Nueva York y la segunda pierna nos esperaba.






NUEVA YORK.





En Nueva York ( Foto ), con 2300 millas acumuladas desde Martinica, podiamos ya decir que las modificaciones en el casco y el quillote de La India, fueron un acierto. Durante la navegacion desde el Caribe hasta la peninsula de
Florida los vientos fueron debiles pero pude apreciar que habia ganado en velocidad. Por el contrario en esta segunda pierna, nos tocaron dos golpes de viento que me permitieron apreciar el mejor comportamiento del barco con mar formado.






Más Información
EMPIEZA lo SERIO.





De Nueva York a St. Pierre y Miquelon, fueron otras mil millas sobre los muy mal reputados Bancos de Terranova.
A pocas horas de dejar la gran ciudad, la densa niebla caracteristica
permanente de esa region, nos cubrio y no nos abandono hasta nuestra llegada. Una tormenta de 10 horas me introdujo, sin preambulos, en el conocimiento de como castiga el mal tiempo a medida que navegamos en latitudes mas altas y aguas cada vez mas frias. Las 200 millas restantes nos llevaron desde St. Pierre ( Foto ) a amarrar en el puerto de ST. John´s, capital de Terranova y Labrador.







ANTESALA del DESAFIO





Las pocas millas que separan St. Pierre y Miquelon de St. John´s, Terranova, se navegan rodeando la muy accidentada y abrupta costa del sudeste de esta isla canadiense. La primera mitad del viaje, con rumbo Este,
transcurrio muy tranquila. Cuando estaba virando el mitico Cape Race comenzo a soplar del sur y en 45 minutos se establecio el temporal. El Narrow, como llaman a la entrada al puerto de St. John´s, es un pasaje
que mide unos cincuenta metros de ancho, bordeado por acantilados de 60 m. de altura ...






Más Información
ST. JOHN´S, TERRANOVA.





Llegado a St. John´s, ( foto, se aprecia el Narrow, entrada al puerto ) mi intencion era la de hacer una corta y ultima escala antes de intentar el importantisimo paso de cruzar a Islandia. Recabar mas informacion sobre la zona a navegar,
mejorar el equipamiento contra el frio y adquirir provisiones mas adecuadas para las bajas temperaturas, me
insumiria algunos dias. Tambien habia oido muy favorables comentarios, y queria conocerlo,
del ambiente que se vivia en George Street ...,






Más Información
SE VIENE la FRESCA.





Acepte la invitacion que me hicieron para pasar un fin de semana recorriendo parte de la isla. Por ello deje mi barco solo por unos dias. Nuevamente una subita tormenta se desato e hizo golpear a LA INDIA contra el barco al que se encontraba abarloada. Las consecuencias fueron, un rumbo de 50 cm. en la banda de babor y la visagra del timon rota. El tiempo de reparacioon de estos daños me impedia seguir mi camino ese año.
A los pocos dias llegaron las primeras nieves ( foto ) y junto con ellas la intensa baja de la
temperatura. En diciembre tuvimos tres dias con - 35° ...








Más Información
PRIMER INVIERNO con HIELO





Mirando siempre el lado lleno del vaso, la postergacion del viaje, me permitio conocer un lugar y una sociedad que hicieron de esa escala una de la mejores de los diez años de viaje. Abundaron los amigos y los buenos momentos. Vivi por primera vez en una cultura anglosajona. Tome clases de ingles
que fueron la base para el manejo de ese idioma que me permitio en el futuro conectarme con gente que no hablaba ninguna de las lenguas que yo manejaba hasta entonces ...
Foto: visagra del timon rota






Más Información
LISTA PARA ZARPAR.





Luego de la reparacion de los daños ocasionados por los golpes recibidos contra un pesquero, La India, se encontro nuevamente preparada para afrontar el mar. Vale decir aqui que tambien fue pintado el interior con un color claro. Esta desicion se debio a que en una cabina tan pequeña y oscura, debido al tono de la madera barnizada y a la escasa luz solar,
se crea un ambiente que induce a la depresion. Al timon le construi un sector a proa del eje rotacion para lograr efecto de compesacion y una nueva capa de antifouling le fue aplicada al fondo del barco..






CONOCIENDO los ICEBERGS





Acumule mas informacion sobre la meteorologia y las condiciones de navegacion en la zona. Segun las Pilots Charts, teniendo en cuenta el tiempo que estimaba tardar hasta Reykjavic y la epoca del año, muy probablemente deberiamos soportar dos tormentas. El otro y nuevo problema para mi, era la presencia de icebergs en nuestra ruta. Proveniente del Artico, deciende la Corriente del Labrador, que barre la
costa Este de Terranova en una franja de 300 millas. Esta corriente es la que arrastra los imensos bloques de hielo que tantos naufragios han ocacionado, como el del celebre Titanic, a no muchas millas de St. John´s. Como sentia la necesidad de ir conociendo a estos imponentes y bellos asesinos, reiteradamente iba hasta la costa para familiarizarme con ellos. Pero los que alli llegaban, eran solo los pequeños. ( foto )






LA RUTA ..POSIBLE





Durante mis caminatas por la costa los dias previos a la zarpada, no solo trataba de hacer amistad con los icabergs, tambien usaba esos momentos para reflexionar acerca de mi verdadero convencimiento
de intentar ese desafio. A partir de ahora, La India surcaria aguas nunca antes navegadas por un
velero de su eslora, o por lo menos, que hubiese llegado exitoso a puerto. Planifique la ruta a seguir apoyandome en las Pilots Charts. La primera desicion fue no hacer escala en Groenlandia. Luego trace una ruta optando por el recorrido que menos frecuencia de temporales ofrecia ( para el tiempo estimado de 17 dias, deberia soportar dos tormentas ) Tambien opte por una ruta con las mayores
profundidades posibles. Con este criterio deje buen respeto al famoso bajofondo llamado Flemish Cap, acierto que corroboraria mas adelante. La distancia que resulto de esta estrategia fue de 1700 millas.






MEJOR, NO SABER.





La muy debil brisa que despego a La India del muelle del puerto de St. John´s, desaparecio ni bien
salimos a mar abierto. Por la mañana del segundo dia de calma, recibi la primera mala noticia. La bateria entrego su alma. Cuando habia decidido regresar por este motivo y porque la extensa e inusual calma prometia momentos muy duros, la tormenta del sudoeste se desato violenta. Lo positivo era que el viento furioso soplaba en direccion de nuestro rumbo. Con el aumento del viento, tambien lo hizo el frio. La lluvia y/o espuma que volaba, redujo la visibilidad a unos pocos metros. Sin poder funcionar el radar debido a la falta de energia electrica, la posibilidad de impactar contra un iceberg aumento conciderablemente...







Más Información
SE VA, la SEGUNDA.





Crei que la gaviota (foto) retomo su vuelo porque estaba ya recuperada. Tiempo despues, conclui que considero mas seguro afrontar el siguiente temporal fuera de La India. Navegaba en la zona donde se
han registrado las olas mas altas del mundo y el viento empezo a forzar hasta que nuevamente nos impulsabamos con apenas unos centimetros cuadrados de vela. Durante las quince horas que pase al timon en el pico de la tormenta, vi el espectaculo mas imponente que el mar nunca me ha ofrecido. Las olas mas grandes que he visto disfrutaban como un delfin corriendo a La India, formandole un tobagan por el
que mi barco intentaba deslizarse y finalmente pasaban por debajo de la carena y nos dejaban caer en un inmenso abismo, para luego recomenzar el juego...







Más Información
SUEÑO O REALIDAD ?






Y ahi estaba. Con una luminosidad tenue y pareja, aparecio de pronto Reykjavik. Luego de haber abarloado La India, sin ruido para no despertar a los posibles tripulantes de un Swan 50, tome conciencia que a pesar de la luz solar eran las 02. 00 hs. ( Foto ) Claro, nos encontrabamos a escasas millas del Circulo Polar Artico.
La euforia de los dias que siguieron los vivi como una mezcla de sueño y realidad. No podia creer que estaba en Islandia, pais que por ser tan
remoto y fuera de cualquier ruta del mundo actual se confunde con la fantasia...






Más Información
MUNDO AL REVES





A mediados de agosto se da por terminada la temporada de navegacion " segura "en Spitzbergen. A partir de esa fecha los fiordos pueden ya congelarse definitivamente hasta el proximo verano y la isla quedar a 200 millas del mar navegable mas proximo.
Zarpe de Reykjavic el 28 de julio por lo que debia realizar una singladura rapida y sin ningun contratiempo que me retrasara para llegar a destino a mediados de agosto y partir antes del congelamiento de las aguas del archipielago. Con condiciones normales, estimaba realizar facilmente, en 13 dias,
las 1300 millas que nos separaban del archipielago de Svalvard. Opte por el camino mas corto. Deje Islandia por el noroeste, hice una escala
en la pequeña isla Grimsey ( Foto ), que es atravesada por el Circulo Polar Artico, el paralelo de 66° N, y puse proa a Longyearbyen, en Spitzbergen ...






Más Información
RUMBO a lo INCIERTO.





En unos dias debia cruzar los 66° de latitud norte y seguir hasta alcanzar los 79° N. donde se encuentra Longyearbyen. Lo que sentia era una enorme incertidumbre. Nunca nadie habia recorrido esos mares en una embracacion tan pequeña.
Llegado el verano, me aboque a poner en condiciones a La India. Repare la cajera del palo, que habia pasdo el invierno bajo la nieve en el
patio del del Yacht Club de Reykjavic, instale un generador eolico, carene y con velas nuevas estuve listo para zarpar nuevamente. Pero para
no llevarme una sorpresa como la del verano anterior, decidI tomar el camino del sudeste. Esta desicion me hacia retroceder hacia el sur pero me daba mas seguridades de vientos constantes...






Más Información
MURPHY, una vez mas.





Los dos dias que siguieron a la zarpada de Vestmannaeyer transcurrieron con una calma casi total. La tenue brisa nos llegaba de la mejor direccion, la aleta. Temia que, de acuerdo a la antigua creencia marinera, despues de la calma se desataria una tormenta. El recuerdo todavia fresco de las dos tempestades vividas en la pierna de Terranova a Islandia me generaba mucha inquietud, felizmente esta vez no se produjo nada parecido. El viento, manteniendose del mismo
cuadrante, comenzo a aumentar lentamente y La India a navegar como nunca lo habia hecho ...






Más Información
A la DERIVA ...





A pesar del viento constante y de mediana intensidad, el mar no estaba muy formado. Luego de 5hs. de durisimo trabajo para desmontar la infernal telaraña de cabos, cables, velas y relingas retorcidas, pude izar a bordo el aparejo destrozado y comenzar a construir uno de fortuna con esos restos. Decidi plantar el tangon en la carlinga, que se encuentra sobre cubierta, y ello me permitio primero izar una pequeña trinquetilla
y luego dos ( Foto ). Asi La India navegaba a 2 y 2. 5 nudos y pude decidir que rumbo tomar. Elegi el camino mas largo, Noruega.
Durante dos dias, mientras navegaba lentamente, fui construyendo con los restos del palo rescatado del mar, un segundo aparejo de fortuna.
Llegado el momento favorable, desmonte el primero y mientras trataba infructuaosamente de intalar el nuevo aparejo, mas grande y menos
maniobrable que el primero, aparecio entre la niebla un enorme pesquero ruso.
Me negue a aceptar su propuesta de abandonar mi barco e irme con ellos. Logre hacerles entender que lo unico que queria era ayuda para
levantar el segundo aparejo de fortuna, y algunos litros de agua potable. Las reservas estaban casi agotandose debido a que en Vestmannaeyer habia cargado
poca para no lastrar mucho el barco . . .
.





Más Información
Algunos NUMEROS y CONCLUCIONES.






18: Dias en el mar:

6 : Dias de navegacion sin novedad.

2 : Dias con el primer aparejo de fortuna.

10: Dias con el segundo aparejo de fortuna.

13: Dias estimados para llegar a Spitzbergen desde Islandia.

5.5: Metros del segundo aparejo de fortuna.

4.5: Metros cuadrados del primer aparejo de fortuna. ( Aprox )

16: metros cuadrados del segundo aparejo de fortuna. ( Aprox )

-4 a +4: los grados C. de temperatura que promediaron en esos 19 dias.

45: Litros de agua estibados para consumir durante la pierna.






Más Información
NOCHE, HIELO y NIEVE.





Si bien la aventura recientemente vivida fue de una magnitud dificil de superar, la que se avecinaba, tambien tenia lo suyo. Debia acondicionar el barco para pasar un nuevo invierno en el Artico ( Bodo, 67° 30 ° N ), organizar, conseguir los fondos y armar un nuevo aparejo para La India.
Los inviernos pasados en Terranova e Islandia me enseñaron que la mejor calefaccion para un barco no es algun carisimo calefactor, sino, poseer un buen aislamiento del barco. Por ello, me aboque primero a realizar ese trabajo. Tambien construi, con una vela jubilada, un toldo bien cerrado para cubrir el cockpit. ( Foto )






Más Información
BARENTZ, alli vamos.





Deje Bodo rumbo a las hermosisimas islas Loofuten. Atravesar la boca del Vestfjiord me permitio una primera prueba del quillote modificado y el nuevo aparejo. El resultado fue, aprobados. Seguimos navegando entre esas altas y bellas montañas que flotan a lo largo de la costa noruega hasta el norte de Melbu, isla que nos despidio del continente, cuando afrontamos la etapa desiciva que era atravesar el Mar de Barentz. Desde el norte de Noruega hasta el sur de Spitzbergen se cuentan 400 millas de navegacion, cuando las condiciones son benignas. En
nuestro caso fue asi durante los primeros dos dias. Luego el Noreste comenzo a ponerse amenazantemente negro ( Foto ) ...







Más Información
¡ ¡ ¡ ABRAN CANCHAAA ! ! !





Durante el pico de mayor riesgo de la tormenta me vi obligado, como otras veces, a pasar aproximadamente 15 hs. timoneando cara a popa
para negociar cada una de las olas que aparecian, caprichosamente, de tres lados distintos. Avanzabamos raudamente y por estar tan cerca
del polo, las Longitudes pasaban como postes de luz en la ruta. Sino calmaba, nos estrellariamos irremediablemente contra la costa del norte
de Groenlandia. Como Murphy no se habia animado a participar de esta etapa, cuando nos encontrabamos ya en la longitud de 01° 00´ W,
pegados a la costa groenlandesa ( La tormenta nos habia sorprendido en los 13° 00´E ), comenzo a calmar la tempestad, nos permitio virar
y poner rumbo a Longyearbyen, adonde llegamos despues de nueve dias en las heladas aguas del Mar de Barentz.






SPITZBERGEN, GANAMOS.





Y alli estaba. Nos habiamos GANADO Spitzbergen. Y digo ganado con mayusculas, porque es el termino que mas se ajusta para describir el sentimiento experimentado despues de haber superado los inconvenientes
que se nos presentaron desde que decidi alcanzar este recondito pedazo de planeta. Primero la rotura del casco y el timon de La India cuando estaba abarloada a un pesquero en Terranova, que obligo a pasar un invierno en ese pais. Segundo, el congelamiento en los pies que sufri y las
particulares condiciones meteorologicas encontradas en el primer intento de alejarnos de Islandia. Y para coronar los "palos en la rueda " que el destino nos obsequio durante el transcurso de este intento, la desarboladura sufrida cuando transcurriamos sobre el Circulo Polar Artico. Por
todas estos contratiempos, superados con bastante esfuerzo y claridad de objetivo, es que mientras comenzaban a desfilar ante mi los bellisimos picos congelados y los primeros glaciares de spitzbergen, senti que todo ese mundo de belleza arrolladora, lo habiamos realmente, GANADO.






LONGYEARBYEN.





Luego del agitado cruce del mar de Barentz, tanto La India como yo necesitabamos descanso e higiene. Me resistia a ser confundido con un oso polar. El pequeño muelle de Longyearbyen estaba casi totalmente ocupado por un barco, ex BT Chalenge, convertido a charter ( Foto )
Nos habiamos conocido en Noruega y me ofrecieron barloar La India a el.
En este pueblo, que se reconoce como el mas boreal del planeta, me aboque a recopilar datos que me permitieron organizar el asalto
final al Casquete Polar. Cartografia de la isla, caracteristicas meteorologicas, ubicacion de asentamientos humanos, datos historicos, sitios
recomendados para visitar y sobre todo, que hacer y como comportarse en los seguros encuentros con los osos polares, especie particularmente
protegida en el archipielago. . .






Más Información
Los NIÑOS del POLO





Longyearbyen, cuenta con 2000 habitantes. Es el centro administrativo del archipielago. Se encuentra alli asistencia medica, algunos departamenteos de carreras universitarias afines a las ciencias naturales y una escuela donde se instruyen los hijos de los habitantes del poblado. Cuando tome conciencia de que esos niños eran la comunidad de chicos mas boreal de la tierra, les propuse que hicieran dibujos para enviarles a chicos como ellos, que vivian en Ushuaia, la ciudad mas austral del planeta. Ademas esos dibujos iban a ser llevados, a lo largo de todo el oceano Atlantico, por el barco mas pequeño que uniera esos dos extremos del mundo. La propuesta fue aceptada con entuciasmo y 25 niños de entre 9 y 13 años representaron en el papel, de manera inigualable, ese exotico rincon de la Tierra. La encargada de entregarme la obra terminada ( Foto ), fue Kristin Olsen, la gobernadora del archipielago, que se habia mostrado sumamente interesada en la iniciativa de hacer confraternizar a los niños de los extremos del mundo.






Rumbo al TECHO del MUNDO.





Por efecto de la Corriente del Golfo, la costa oeste de Spitzbergen, se descongela solo durante dos meses todos los veranos, superando casi
siempre el norte de la isla, en varias millas. No sabia hasta que latitud llegaba el deshielo ese año y era lo que debia descubrir poniendo
proa al norte hasta chocar con el Casquete Polar Artico. Mientras me dirigia hacia el norte de Spitzbergen, paraba en todos los fiordos que
me llamaban la atencion o tenia datos de que lo merecian. Experimente en esas estadias, mas que cuando me habia encontrado en medio de
un oceano, la sensacion de ser la unica persona existente sobre la faz de la tierra.






BELLEZA PURA.





Me encontraba en fjordos o bahias que parecian enormes catedrales de hielo de bellezas impactantes, siempre en presencia de uno o varios glaciares. Pasaba varias jornadas en ellos mientras iba disfrutando y asombrandome asi, de la region del mundo, quizas, mas bella que pude visitar en mis viajes. Comparti tiempo con trabajadores rusos en Piramiden, mina de carbon que se cerraria
definitivamente ese verano. Visite Virgohamna, pequeño islote donde se encuentran los restos de las fracasadas expediciones, tragicamente la sueca de Salomon Andrée, y por desistir del intento, el estadounidense Walter Wellmann, que a fines del siglo XIX y principios de XX respectivamente, intentaron alcanzar el Polo Norte en globo.






El REY de Svalvard.





El " niño mimado" del archipielago, es el Oso Polar. A pesar de que hace ya algunas decadas que esta prohibida su caza, la poblacion 3000
ejemplares existentes, esta disminuyendo en forma alarmante. La causa identificada en la epoca que visite la isla, segun unos cientificos
ingleses de la base Ny Alesund donde recale con La India, era la infertilidad de origen desconocido en estos ultimos ejemplares. Tiempo despues
y ya lejos de aquella region, me entere que se diagnostico hermafroditismo en gran cantidad de esta poblacion. La causa identificada, es la
contaminacion de las aguas del lugar, producida por los desechos quimicos que llegan hasta ese tan alejado e inhospito rincon del planeta arrastrados por la Corriente del Golfo. No somos muchos los seres humanos del planeta que tenemos la posibilidad de estar en presencia de uno
de estos espectaculares animales, y de seguir el trato destructivo que le estamos dando a nuestro planeta, seremos unos de los ultimos
privilegiados. Aqui muestro un ejemplar adulto que se acerco a 60 m. de La India.






Nos ACERCABAMOS.





De esa manera, poco a poco, me acercaba al norte de la isla. Era desde alli que iniciaria el " salto al vacio ". Mientras tanto trataba de asimilar las experiencias que me brindaban las cortas navegaciones en Spitzbergen y la observacion del comportamiento de la meteorologia de la zona.
Verdaderamente, esta, no ofrecia muchas variables. En las altas latitudes, se puede decir, que las cosas son blancas o negras. Muy fuertes tormentas
provenientes de cualquier cuadrante o condiciones de casi calma. En una oportunidad debi permanecer una semana en Magdalena Fjord,
porque cada una de la tres veces que intente salir se desatoron vientos tan fuertes que me obligaron a retornar al fondeo.Tambien las repentinas nieblas o eventuales nevadas eran factores a tener en cuenta. Otro factor a tener en cuenta era la vigilancia continua que debia tener cuando
estaba fondeado, por el continuo desfile de growlers ( Pequeños bloques de hielo flotante ), que aunque extremadamente bellos, podian dañar seriamente mi barco.






Buscando el LIMITE.





Habia llegado al noroeste de Spitzbergen. Mirando hacia el norte, mi vista divisaba una linea de horizonte difusa debido a la tenue niebla. De las
informaciones recabadas, resultaban dos datos. Uno de ellos decia que el Casquete Polar se encontraba ese año a 60 millas de la costa de la isla, y el otro, hablaba de el doble de esa distancia. Mis dudas aumentaban, ademas, sabiendo que por estar el borde del Casquete compuesto por
bloques de hielo pequeños, que son desplazados por las corriente y los vientos, este variaba de un dia a otro. Nos encontrabamos en los 79° 50´ N. cuando le largamos la mano a Spitzbergen y nos dirigimos al encuentro aventurado del Casquete Polar Artico. El Artic Pilot, Sailing Directions muestra una foto en la que se ve una linea de horizonte muy gruesa y difusa como si fuera un enorme tubo fluorescente. Esta vista
es, unica, y producida por el reflejo del hielo del Casquete. Dormitaba cuando me sobrealte sin motivo aparente. Al salir al cockpit vi ( Foto ),
la imagen perfecta que me habia mostrado el libro.






Finalmente, CONQUISTADO.





El reflejo del Casquete Polar se ve desde muy lejos, por lo que uno puede navegar muchas millas antes de hacer contacto con el. Yo lo sabia, pero mi intranquilidad, que iba en aumento, no me permitia relajarme ni descansar. Cada cinco minutos salia al cockpit para ver si divisaba el tan ansiado hielo. Me sentia realmente en el techo del mundo y sabia, por la experiencia de ya casi un mes en la region, que eso representaba la
posibilidad de un cambio de condiciones meteorologicas en escasos minutos. El escenario de que La India, a causa de un brusco cambio de
vientos, quedara atrapada entre los hielos del Casquete, con solo un VHF como medio inutil de comunicacion, hacia crecer mi angustia. Pero
finalmente, el 8 de agosto de 1998, lo que parecia un reflejo mas, lejos hacia proa, se revelo finalmente com el tan procurado Casquete Polar. Al cabo de dos horas llegue, casi hasta tocarlo. Se encontraba mas cerca de lo que las informaciones preveian, 80° 24´N y 12° 42´E. Ese enorme desierto de hielo que no se elevaba mas de 80 cm o un metro del agua, era por lo que me habia jugado los ultimos tres años de mi vida.






REGRESO al MUNDO.





Luego de disfrutar unas horas en presencia del Casquete Polar, regrese al norte de Spitzbergen donde retome la "rutina " de seguir reconociendo fiordos, bahias y todo rincon que me permitia tirar el ancla para empaparme de ese paraiso casi irreal. Como siempre y
lamentablemente, por no poder compartir esos momentos sublimes, en esas oportunidades me encontraba solo. Esa soledad se veia interrumpida
todos los dias a las 22 hs. cuando se ponia en marcha una rueda radial entre un centro en Longyearbyen, las bases cientificas, las minas
carboniferas y los barcos que se encontraban navegando alrededor de la isla. Esta rueda es un servicio orientado a la seguridad, donde sus dos temas excluyentes son, la meteorologia y el posible encuentro o avistaje de osos polares.
Durante el verano del 98 solo ocho barcos alcanzaron el archipielago, lo que me permitio, alguna vez, tener la sorpresa de compartir el fondeo
con un vecino ( Foto ), de las dimensiones de los que se aventuran hasta esas latitudes.






Algo DIFERENTE.







Asi segui, lentamente, rumbo al sur para encontrar el puerto mas apropiado que me permitiera el nuevo asalto al Mar de Barentz. Tome conciencia que debia acelerar mi embelezado vagabundeo cuando me encontre con dos de los cuatro guardafaunas que la administracion noruega
envia en la temporada estival. Era 15 de Agosto y estaba dada por finalizada la temporada. Ya no quedaban mas barcos y ellos, ese dia,
regresaban al continente. Nos despedimos y me sugirieron que me apurara. Las posibilidades de que se congelaran definitivamente los fiordos era estaba cada dia cercana.
Llegue nuevamente a Longyearbyen donde tenia un compromiso con unos amigos que se desempeñabam como guias de montaña. Debia
acompañarlos en una jornada donde reconocerian una nueva grieta que habian descubierto poco tiempo atras ( Foto ). Compartir esa experiencia de escalada, inedita para mi, fue el ultimo regalo que Spitzbergen me ofrecio.






DESPEDIDA.





Ya era fines de agosto. Hacia dos semanas que no quedaban mas barcos en Spitzbergen y nuestro turno habia llegado.
Como a todos, cuando partimos de algun lugar que nos a gustado mucho o que nos brindo experiencias significativas, nos vamos prometiendonos un pronto regreso. Esta vez no fue diferente, aunque sabia que las posibilidades eran pocas. El archipielago de Svalvard, igual que regiones del mundo como la Antartida o alguna otra de similares caracteristicas, son lugares de no muy frecuente ni facil acceso. Luego de haber salido con urgencia del ultimo fiordo que intento retenernos con sus hielos ( Foto ), casi definitivamente hasta el proximo verano, la
proa de La India ya surcaba las primeras millas del nuevo cruce del Mar de Barentz.






De NORTE a SUR.





Dada la muy movida primera experiencia, inicie la segunda travesia del Barentz, con no poco nerviosismo e inquietud. Pero esta vez, se dio la
otra cara de la moneda, una suave y protectora briza nos acompaño las 400 millas hasta alcanzar el continente. Inicie entonces desde Nusfiord
( Foto ), uno de los tantos bellisimos pueblos de pescadores que se encuentran a lo largo de la costa noruega, el recorrido de mas de 1000 millas que me llevo, casi siempre dentro de los fiordos, hasta la sureña y cosmopolita ciudad de Stavanger. Esta navegacion se realiza de dos maneras. A motor cuando el viento es de proa, o con espinaker. La relativa angostura de estos tuneles de piedra, hace poco provechoso tirar bordes, e imposible recibir vientos de traves. Hicimos ese recorrido en pleno otoño y los recios golpes de viento se hacian cada vez mas frecuentes. A nuestra llegada a Stavanger se desato una fuerte tormenta que duro 15 dias. Al finalizar esta, era mediados de noviembre y ya no veia prudente
encarar el cruce del Mar del Norte y luego el Golfo de Vizcaya. Decidi, entonces, invernar en esa ciudad del sur noruego.






Adios al HIELO y la NIEVE.





Esperando las buenas condiciones meteorologicas, primero aproveche el tiempo trabajando en una isla ( Foto ) situada a 20 millas de Stavanger, lo que me ayudo a mejorar la economia de abordo y me mantuvo nauticamente en forma ya que todos los fines de semanas navegaba esa 40 Mn. para obsequiarme algo de esparcimiento en la ciudad y tomar clases en una escuela de tango. Despues, dedique un par de meses a recorrer los
fiordos del sur hasta que llego la hora de sacar a La India del agua para carenar antes de zarpar. El Yacht Club de Stavanger me invito a
participar de la ultima edicion del siglo de la regata que anualmente se corre a traves del Mar del Norte entre esa ciudad y la de Banff, en
Escocia. El 3 de julio largamos 35 barcos con rumbo a Banff. Para La India era la primera pierna de las que la llevaria a alcanzar Ushuaia el siguiente mes de abril.






PRIMERA REGATA.





Asi fue como, con La India, debutamos. Hicieron falta tantas millas para finalmente participar, por primera vez, en una regata oceanica. Para el historial de la regata tambien fue una innovacion. Fue la primera vez que un barco participo tripulado en solitario y La India, el barco mas pequeño que habia participado de la regata hasta la fecha. Las 300 millas que separan Stavanger del puerto de Mac Duff, Escocia, ( Foto ) fueron recorridas sin contratiempos y con vientos francos. Por supuesto, fruto de mi inexperiencia en estos eventos, del desconocimiento de las particularidades
metorologicas de la region y de la suerte, opte por participar en la categoria sin spinaker. No se presentaron fuertes vientos ni hubo ningun inconveniente en avistar y pasar a prudente distancia de las plataformas petroleras, abundantes en ese mar.






FIESTA.





A la llegada nos esperaban una multitud y los medios periodisticos. Los festejos se prolongaron durante tres dias, con recepcion, fiesta y entrega de premios en un tradicional castillo escoces. Todo muy prolijo y formal al principio, hasta que el abundante y exelente wisky de la zona comenzo a hacer su efecto. La India recogio un par de premios y los festejamos a la usanza del lugar haciendole honor al evento con la copa recibida ( Foto ) en compañia de los pocos participantes que lograron mantenerse en pie hasta el final.
Ya casi no quedaban mas barcos de la regata en el puerto, entonces inverti un par de dias en recorrer la region antes de poner proa nuevamente al norte, para pasar el temido paso Pentland Firth y asi ganar la costa oeste de la bella Escocia.






RAPIDITO, en serio.





El pasaje que se forma entre el sur de las islas Orcadas y la costa norte de Escocia tiene un sector llamado Pentland Firth, el cual es conocido por su peligrosidad, debido a que por efecto de las mareas, la corriente alli formada puede alcanzar los 10 Kn. de velocidad. Esto hace fundamental
calcular la hora y el sentido de la marea para intentar su paso. Superado con algun susto, pero con exito finalmente, dejamos atras el mitico pasaje y llegamosa Stornoway ( Foto ), esplendida isla del oeste escoces. La suerte quiso que en ese momento se estuviera desarrollando un festival de musica celta ( el mas grande del mundo segun decian alli ) y que nos reencontraramos con unos navegantes con los cuales habiamos coincidido dos años atras en Islandia. Quince dias de fiestas y buenas compañias saludaron la despedida del Artico. Unas pocas escalas en bahias escocesas e irlandesas fueron la antesala de una larga singladura que nos depositaria nuevamente en America del Sur.






REENCUENTRO.





Hacia cinco años que, por ultima vez, habia navegado en aguas calidas y amigables. Ahora volvia a experimentar esa deliciosa sensacion de poder hacer maniobras sin guantes, de solo vestir una remera o nada, segun las horas del dia. Disfrutar de largos periodos en el cockpit conversando con el mar, las estrellas, los pajaros o los delfines que venian a hacernos prolongados cortejos ( Foto ) Disfrutaba de esas sensaciones como si fueran una revelacion. Asi me recibio el Golfo de Vizcaya anticipandome como seria la navegacion en esa autopista que es el trayecto desde Europa a America. Una corta escala en Bretaña, dos semanas en Saint Jean de Luz donde La India me espero mientras visitaba parientes
y la tierra de mis ancestros. Luego Galicia y Lisboa. En este puerto se embarco Juan. Un amigo que me acompañaria hasta Las islas Canarias. Esta singladura, fue la primera medianamente larga, que realice con tripulacion.






TURISMO FORZADO.





El Real yacht Club de Tenerife nos acogio de la manera mas amigable. Aqui desembarco Juan y yo debia recuperar mi flamante piloto automatico adquirido en Stavanger. Este dejo de funcionar a los cuatro dias de uso, por lo que lo deje en reparacion en Francia. Para ganar tiempo, pedi que me lo enviaran a Tenerife donde lo recuperaria y sin tardanza seguiria mi camino. La odisea de volver a reunirme con
mi piloto me llevo a conocer innumerables dependencias de correo y aduanas dispersadas por toda la isla y, por ende sus hermosos paisajes. Despues de un mes de investigaciones y seguimientos nos reencontramos, pocas horas despues que, ya resignado a perderlo definitivamente, habia comprado uno nuevo. El mes transcurrido en la isla, si bien no ponia en riesgo el plan de llegar ese verano a Ushuaia, lo acotaba bastante.
Ademas, rondaba en mi cabeza, la idea de que si llegaba en el periodo de tiempo propicio, intentaria, luego de Ushuaia, llegar a la Antartida.
Nuevamente surcabamos las aguas y nos regocijabamos con los regalos ( Foto ) que estas latitudes ofrecen.






Todo al REVES.





La proa de La India buscaba el archipielago de Cabo Verde. Habia decidido no parar alli, aunque mi curiosidad por ese lugar me lo demandaba. Al pasar entre las islas veia la ultima tierra antes de encarar el segundo cruce del Atlantico. La travesia fue casi sin sorpresa como es normalmente esa navegacion. Tranquila, siempre buen tiempo, aunque a veces alterada por alguna perturbacion ( Foto ), mas impresionante que molesta. Esta region, que se caracteriza por ser quizas la mas estable meteorologicamente, presento ese año alteraciones que luego, con el paso de los años y el creciente deterioro del medio ambiente, se fueron acentuando. Algunos dias de calma total, es casi inevitable en las cercanias del Ecuador, pero una corriente que nos arrastrara hacia el norte 10 millas diarias durante tres jornadas, no hay Pilot Chart que lo avale. Para completar el pertubado escenario, nos vimos abligados a ceñir once dias, aunque con viento muy debil, en nuestra ruta que nos deposito, al cabo de un mes de navegacion, en Recife, Brasil.






SEGUNDA por PRIMERA.






Llegar a Recife tuvo para mi varias connotaciones. Volvia al Cabanga Iate Clube, donde me reencontre con exelentes amigos que seguian alli, y senti la falta de otros que habian zarpado para siempre. Llegue el 14 de noviembre, dia de mi cumpleaños. La primera persona con la que me
encontre, fue Luis, un amigo que cinco años antes me habia recibido en su casa de Fort Lauderdale y ahora estaba dedicado tambien a navegar.
Y desde el punto de vista nautico, en 9 años de navegacion, era la primera vez que La India entraba a un puerto por segunda vez. Aqui se embarco Daniel, un amigo que viajo desde Mercedes, nuestra ciudad natal, para acompañarme hasta Salvador, Bahia. Luego fue Florianopolis, tambien con marco de reencuentros y la perdida de Carlota ( Foto ), una gatita que en Francia me regalo una prima y que fue mi compañia en el
cruce. El 31 de diciembre llegue a Piriapolis, Uruguay. Justo a tiempo para celebrar la llegada del nuevo siglo con el Chiqui Martín, un gran navegante uruguayo, y su familia. Me encontraba a poco mas de 100 millas de casa, pero tenia el compromiso de llegar a Ushuaia y decidi seguir. Pocos dias despues navegaba rumbo a la Patagonia.






PATAGONIA, fin de las vacaciones.





Luego de pasar cinco meses en aguas calidas y generosas, nuevamente me introducia en regiones donde el frio y las variaciones subitas de las
condiciones meteorologicas requerian de una atencion constante. Las toninas que nos recibieron ( Foto ), nos confirmaron que ya navegabamos aguas patagonicas. Superada la Peninsula de Valdez la atmosfera se enrarecio y decidi resguardarnos en Punta Tombo. La precaucion fue un acierto.
Tres dias de intenso sudoeste se sucedieron. Durante las maniobras de fondeo se rompio la helice del fuera borda. Este accidente me decidio a entrar en Comodoro Rivadavia para reparar. En ese puerto logre subsanar el inconveniente del motor, proveerme de mejor cartografia y hacer buenos amigos.






Que VOY, que NO VOY.





Los amigos del club nautico (Foto ) se reunieron para despedirme. Navegue avanzando lentamente. Tirando bordes contra un sudoeste que a veces se volvia bastante duro, alcanzamos el traves de Puerto Santa Cruz, donde la intensidad del golpe de viento fue tan fuerte que nos obligo a desandar parte del camino ganado. Bastante decepcionado recale en Puerto Deseado. Hasta rondaba mi cabeza la idea de enviar a Usuhaia por correo los dibujos de los niños de Spitzbergen, poner proa a Buenos Aires y dar por finalizada esta aventura. En esa forzada escala me encontre
con una pareja suiza, que navegando un 30 pies de madera, retornaba de los canales fueguinos. Ellos me volvieron a entuciasmar. Me relataron
exaltados su viaje por los canales fueguinos y el Estrecho de Magallanes, lo que me hizo interesar por tomar esa ruta no tradicional, en el acceso a
Ushuaia desde el Atlantico.






La RUTA de MAGALLANES.





Con el nivel de " navegocitos " nuevamente alto, retome mi camino al sur. Opte por una escala en San Julian por las previas y buenas experiencias de Comodoro Rivadavia y Puerto Deseado. En la Ria de San Julian, fue donde se desarrollo uno de los puntos calientes en la
odisea de Magallanes, que termino con la concrecion de la primera vuelta al mundo. En esta ria, Magallanesdebio sofocar un motin a costa de ahorcar a tres miembros de su tripulacion.
El pasaje del estrecho no fue dificultoso debido a que contaba con los datos de los navegantes suizos. Por ellos pude calcular la hora del cambio de marea en la Primera Angostura, que al igual que el Pentland Firth, en el norte de Escocia, producen corrientes extremadamente rapidas. En
este caso, La India, paso la Angostura a 11.5 nudos de velocidad, registrada por GPS. La corriente de la Segunda Angostura es menos violenta y el resto del trayecto hasta Punta Arenas y Puerto Hambre ( Foto ) transcurrio tranquilo, pudiendo disfrutar de la transformacion del arido paisaje de la Patagonia Este, al mas montañoso y vegetal, del Oeste.






CANALES FUEGUINOS.





Haber decidido la ruta por el Estrecho de Magallanes, me permitio salir al Oceano Pacifico y conocer los espectaculares canales fueguinos.
Desde Punta Arenas, para salir al Pacifico, tome un camino que es solo posible navegarlo con muy pequeñas embarcaciones. Este paso es extremadamente sinuoso y angosto. Uno de sus puntos remarcables es el Seno Pedro, estrecho paso entre dos islotes que apenas afloran. En compesacion por su dificultosa navegacion, esta via, ofrece la satisfaccion de gozar de una de las regiones mas extraordinarias de los canales.
La salida al Pacifico tuvo la significacion para La India, de dejar por primera vez, acariciar su carena por las aguas de ese oceano.
Ya nuevamente entre las islas, corriamos ahora rumbo al este en busca de nuestro destino final, Ushuaia. Si bien no es imposible navegar de noche, la prudencia aconceja hacerlo solo de dia. Ademas, esto nos brindaba la posibilidad de conocer fondeaderos y pequeñas bahias de belleza sin par. El rapido pasaje por los tropicos no me desacostumbro al frio, por lo que las bajas temperaturas que se presentaban en este otoño no me
incomodaban. En los canales ya comenzaba a formarse una fina de capa de hielo ( Foto ), que La India ya experta, atravesaba sin dificultad. Finalmente, el canal toma el nombre de Beagle y Ushuaia estubo al alcance de la mano.






La FRUTILLA del POSTRE.





Caleta Olla, fue el abrigo que nos acogio esa noche, a pocos metros hacia el este, se encuentra la frontera que separa la parte chilena de la Argentina en la isla de Tierra del Fuego. Era el 30 de marzo del año 2000 y si no ocurria algun imprevisto meteorologico que nos obligara
a refugiarnos en algun fondeadero, era el dia que, finalmente, coronariamos nuestro viaje entrando en la Bahia de Ushuaia ( Foto ).
Navegamos en conserva con un barco frances que se dirigia a Puerto Williams. Intercambiabamos comentarios, fotos, algunas comidas y cervezas.
Quizas esta placida y amena manera de navegar no me dejo imbuirme del significado que tenia esa corta pierna. Posiblemente por ello, cuando mis ocacionales compañeros de ruta se acercaron para saludarme y apuntando hacia el norte me señalaron la ciudad de Ushuaia, todo el peso de una inmensa emocion me golpeo el pecho. No se si llore, pero en diez años de viaje y con todas las fuertes experiencias que habia vivido, incluida la llegada al Casquete Polar Artico, nunca senti nada tan hermoso e intenso como en ese momento. Habia cumplido la palabra empeñada a los niños de Longyearbyen y mi autoestima marinera, reafirmada. Minutos despues, La india estaba amarrada al muelle del club nautico Afasyn.






HERMANADOS.





El 1 de abril La India ya estaba bien abarloada a un velero de 50 pies, yo habia descansado como un angel y para completar el perfecto escenario cayo una fuerte nevada que cubrio la ciudad con un hermoso manto blanco de 50 cm. de espesor. Para lo que yo podia pedir, estaba casi todo logrado.
Los primeros dias en la ciudad del fin del mundo fueron una voragine de agasajos, entrevistas periodisticas y de contacto con funcionarios para organizar la muestra de los dibujos traidos del extremo norte. Se decidio que lo mas apropiado seria realizar una exposicion en una sala del
museo montado en el antiguo presidio de la ciudad. Alli concurrieron los alumnos de las escuelas de Ushuaia, donde yo los recibia para contarles de
donde venian y quienes les enviaban esos dibujos ( Foto ). Muchos de los niños fueguinos tomaron nota de los mensajes adjuntados a los dibujos y se pusieron en contacto con sus creadores. Quizas haya nacido asi, un puente de hermandad entre las comunidades de chicos de los extremos del mundo.






Una MAS.





La mayoria de los navegantes que llegan a estas latitudes tratan de hacer un pasaje por el mitico Cabo de Hornos. En la mayoria de los casos este acto simbolico se hace, partiendo desde Ushuaia o Puerto Williams, en verano y navegando de fondeadero en fondeadero hasta algun refugio cercano al cabo, donde se aguarda el momento optimo para hacer el pasaje. Ante las reiteradas preguntas acerca de si era esa mi intencion y los comentarios instandome a hacerlo, me decidi a intentar algo que no estaba en mis planes. Asi, en pleno mes de Junio, cuando los dias no tenian mas de cuatro o cinco horas de claridad, en uno de los mas frios inviernos que se recordaban, puse proa a Puerto Toro. Desde este caserio hice el primer intento. El escaso viento me vio llegar a Bahia Nassau al oscurecer. Debia navegar las 18 millas para cruzar dicha bahia e intentar entrar, de noche, en un nutridisimo archipielago desconocido y con la posibilidad de que subitamente soplaran vientos muy fuertes. Hice
marcha atras. En el segundo intento zarpe de noche, bien temprano. Cuando llegue a Nassau, soplaba tan fuerte del sudoeste que era inutil intentarlo. Volvi a Puerto Toro. Lo intente nuevamente. A los pocos metros de zarpar, el motor empezo a fallar y se paro. Fue el final. Tiempo despues recordaba este intento cuando un amigo navegante me contaba que habia fracasado en una prueba nautica, porque se dejo influenciar y participo de un proyecto que no era el suyo.
Segui viviendo y navegando en la zona hasta mediados de julio.






Ultimo ESFUERZO.





Senti que mi etapa en Ushuaia estaba concluida y a mediados de Julio emprendi el regreso ( Foto ). Entre en Bahia Aguirre para esperar la marea que me
permitiera atravesar el Estrecho de Le Maire sin contratiempos. Apenas el ancla toco fondo comenzo a soplar con fuerza creciente. No paro por seis dias y fue la mas cercana de las veces que estuve a punto de perder La India. De Ba. Aguirre hasta Necochea fueron once dias de una navegacion sin sobresaltos, aunque, sobretodo en la zona sur de Santa Cruz, se torno algo exigente. Parar en Necochea, Mar del Plata, La Plata ( puerto de
donde habia iniciado esta aventura ) y Quilmes, fue necesario para reencontrarme con queridos amigos que no veia desde hacia diez años y habian seguido toda mi travesia con mucho interes, cierta angustia y sana envidia.






REENCUENTROS.





De todas estas recaladas en la provincia de Buenos Aires, la ultima, en Quilmes, era la que tenia un significado especial. Alli me reencontraria con Jorge Heguilor, el creador de La India. Jorge, ademas de haberme dado, como a muchisima gente, la posibilidad de adquirir un pequeño gran barco, fue quien se esforzo e invirtio todo lo que estaba a su alcance cuando, me encontraba del otro lado del planeta en una ciudad del norte
noruega, con el barco desarbolado y una situacion no muy comoda. En esta escala pudimos darnos un abrazo, yo pude agradecerle personalmente lo que habia hecho por nosotros y marcarle, a su pedido, en un globo terraqueo, el recorrido completo de La India ( Foto ). El por su parte, se debe haber emocionado al reencontrarse con su hija prodiga.
La recepcion en el Club Nautico Quilmes, como las recibidas en las escalas anteriores, fueron muy calidas y generosas. Quedaran siempre en mi corazon.






Un PASITO MAS.





Un pasito de apenas diez millas nos restaban navegar para cerrar una historia que habia empezado diez años atras, con una travesia que anelaba ser solo hasta Florianopolis y que insumiria apenas dos meses de tiempo. Me sentia extraño. Creo que La India tambien. Remolcados por el " H " de Jorge Heguilor transcurrimos el canal de acceso al club. Afuera habia barcos que nos esperaban y nos acompañarian hasta Buenos Aires donde, finalmente, daria por concluida esta travesia. A medida que nos acercabamos a nuestro destino final mas barcos se unian a la caravana ( foto ). Los saludos, los vitores y los brindis que se hacian, me transmitian un reconocimiento que yo percibia desproporcionado. Si bien tenia
conciencia del logro, mi sentimiento era que yo simplemente, habia navegado. Nada mas. Pero para no extenderme en estos tipos de
concideraciones, a todos aquellos a los cuales esta historia le resulto motivadora, interesante o simplemente atrayente, y los que estuvieron presentes en esa caravana en esa caravana de bienvenida, les digo, muchas gracias. Fue tambien, por y para ustedes.






FIN ?





Bajar las velas a la llegada a un puerto puede ser solo la repeticion de un gesto realizado mil veces, pero esta vez tenia varias e importantes
connotaciones, tanto para mi como para La India, porque quizas para ella, era la ultima vez. Esta pequeña y noble compañera es con la que
debo compartir todos los logros de esta jornada. Es a la que nunca dejare de agradecerle que me permitio recorrer los mares mas bellos, dificiles e impensados, en plena seguridad. La que se convertio en nido y refugio complice durante tanto tiempo. Que fue marco de momentos sublimes, y receptora y cobijadora en los que necesite un rincon solitario e intimo. A sus virtudes les debo, por lo menos, la mitad de los meritos de esta travesia. Mi cariño y reconocimiento seran
para siempre.
Por mi parte, siento una inmensa alegria y sensacion de plenitud que proviene del convencimiento de haber vivido estos años, siguiendo los didactados del corazon.